sábado, 25 de febrero de 2017

pelicula: Versus

Hoy os traigo una cinta que fue estrenada hace ya 17 años y que resulta poco conocida. Una película de acción y que mezcla el terror con la acción. Una buena mezcla y que nos demuestra el buen hacer de su director, a pesar de que este no sea muy conocido en de nuestro país su nombre si que resulta famoso dentro de los que siguen el cine de acción asiático.

Dirigida en el año 2000 por Ryuhei Kitamura que también se encarga del guión junto con Yudai Yamaguchi, la cinta nos cuenta como tras una fuga de prisión el convicto KSC2-303, Tak Sakaguchi,  acude a un bosque donde será recogido por la yakuza que ha secuestrado a una chica, Chieko Misaka,  y a quien ha de proteger frente a los gangsters. Lo que ambos ignoran es que todo aquel que muere en este lugar, se convierte en un zombi. La situación no mejora cuando además de a estos delincuentes, el convicto y la muchacha han de hacer frente a la amenaza de un brujo, Hideo Sakaki.

Divertida cinta de acción que resulta una verdadera gozada para todos aquellos seguidores del cine de zombis y de los yakuza, elementos de los que se sirve el director para ofrecer a los espectadores su primer trabajo en pantalla grande tras haber realizado los cortos Heat after dark y Down to Hell, que servía de precuela animada a la entrada de hoy.

Antes de pasar a enumerar algunas de las virtudes, primero hay que hablar de dos de los defectos que tiene la cinta. Uno de ellos es la mala interpretación llevada a cabo por algunos de sus actores destacando por encima de todas la de Kenji Matsuda, que tiene a su cargo el papel de líder de los yakuza. Sobreactua hasta limites insospechados y llega a ponerte de los nervios en no pocas ocasiones. El resto, sin ofrecer grandes actuaciones, no llegan a resultan tan cargantes como la que lleva a cabo Matsuda.

El guión es otro de los puntos que restan enteros a la producción. En un film que es sobre zombis contra yakuzas tampoco hay que romperse mucho los cuernos a la hora de desarrollar la historia. Pero al menos hazlo para que la misma resulte consistente. Baste como ejemplo el de los muertos vivientes, en ocasiones necesitan multitud de balas para caer mientras que en otras con un par de tiros vale.

Uno de los grandes aciertos de la película es el buen hacer de su realizador a la hora de plasmar la acción. Kitamura rueda de forma bastante correcta las numerosas set pieces de acción que hay a lo largo del metraje. Ya sean tiroteos, los enfrentamientos contra los zombies o el duelo final entre el bueno y el malo todos resultan espectaculares y deudores del manga.

Otro de los puntos a destacar es, como se ha mencionado en el párrafo anterior, es la estética manga que hay a lo largo de la cinta. Ya sea por el uso de la violencia o la forma en que la misma está rodada, así por la forma en que el director plasma el combate final uno no puede evitar acordarse de cintas o series de anime donde la acción es fundamental para el desarrollo de la historia.

A destacar también que el film que no concede un momento de descanso desde su inicio, y que a pesar de algunas lagunas consigue mantener a los espectadores entretenidos durante sus dos horas de duración. Lo que hace que el mismo pase volando, y que cuando uno quiera mirar su reloj verá que el mismo ha avanzado bastante. Lo que puede dar una idea del ritmo que posee la cinta.

Es una pena que esta película no sea más conocida, ya que sin ser un gran film de acción al menos si que resulta bastante divertido y cumple el objetivo de hacer pasar a los espectadores un par de horas de evasión que es de lo que se trata.

En resumidas cuentas:
Lo mejor: el ritmo del film y la forma en la que están rodadas las secuencias de acción.
Lo peor: las actuaciones y algunas inconsistencias del guión.
La secuencia: el enfrentamiento final entre el héroe y el villano.
El momento: cuando los protagonistas se dan cuenta del secreto que alberga el bosque.

A continuación el trailer:






jueves, 23 de febrero de 2017

libro: Prometeo 3000

Con la entrada de hoy toda la obra de la autora ya ha sido analizada. La novela que será reseñada supuso su debut dentro de la literatura para adultos, puesto que antes ya había publicado el libro infantil Historias de fantasmas y otros monstruos. Desde aquí darle las gracias por hacerme llegar un ejemplar de cortesía para poder hacer la reseña de hoy.

Escrito por Pepa Mayo la novela nos cuenta como en el año 3010 y debido a la superpoblación queda prohibido reproducirse, por lo que todos los hombres y las mujeres son esterilizados. Para Sara y Adam es un duro golpe ya que anhelan tener un bebé, por ello cuando conocen a la misteriosa organización Prometeo que les garantiza un hijo no lo piensan y acceden. Pero cuando una misteriosa mujer les acecha a ellos y a su hija Tabita, tendrán que emprender una aventura y descubrir la realidad que se esconde bajo esa corporación secreta.

Interesante novela cuyo inicio recuerda al punto de partida de Hijos de los hombres, pero que también toma como referencia a La fuga de Logan y al libro de Aldous Huxley Un mundo feliz. Todas estas obras han inspirado a la autora a la hora de dar vida a su libro. Algo que no se molesta en ocultar, ya que lo que realiza no es un simple corta y pega de estos títulos sino que les rinde un homenaje bajo su punto de vista.

La sociedad futura que nos presenta la autora parece perfecta en la superficie. Después de haber librado una sangrienta guerra contra los invasores extraterrestres Martons parece haber aprendido de sus errores. No hay enfermedad ni guerras, todo el mundo es feliz en apariencia. Pero nada más lejos de la realidad, el ser humano sigue oprimiendo, persiguiendo e incluso asesinando a aquellos que se atreven a cuestionar sus ideas.
Por ello todos aquellos que no comulgan con las ideas de los poderosos y los habitantes de la superficie, han de vivir en el subsuelo de la ciudad, en un sistema de túneles conocido como La Catedral. Allí pueden desarrollar de forma libre sus opiniones sin temor a que no les pase nada por hacerlo.

Lo que en un principio se nos plantea como una novela de ciencia ficción distópica, deriva hacia el thriller hacia la mitad para acabar en el género de aventuras en su parte final. Esta transformación y alternancia de estilos literarios puede resultar confuso, pero nada más lejos de la realidad. Los cambios se van produciendo poco a poco, no se realizan de forma brusca por lo que la historia fluye de manera natural.

Es un libro en el que tanto los personajes como los escenarios y mundos donde tienen lugar la acción están bien descritos. Para ello la autora se vale de un lenguaje bastante cinematográfico, no en vano proviene del mundo de la televisión y del de los cortometrajes, por lo que la influencia de ambos ha tenido que ver a la hora de desarrollar sus obras. Lo que sin duda le sirvió de gran ayuda a la hora de dar el salto a la literatura para un público adulto.

Sorprende ver en una novela de estas características la inclusión de un par de momentos sangrientos, uno de ellos bastante chocante y que ocurre al poco de comenzar la novela. Es un momento que sorprende, ya que la autora rompe lo que es uno de los tabúes dentro de la literatura como es el de no herir a niños. Aquí esto no se cumple y supone un directo a la mandíbula que hace tambalearse a los lectores. Mas si tenemos en cuenta como lo hace, de forma fría y sin ningún tipo de remordimiento por parte del ejecutor.

Algo que no me acabó de convencer del todo fue que una de las tramas que surgen no la acaba de cerrar. No sabemos que ocurre con los personajes relacionados con la misma, cuando parecían tener una gran importancia dentro del desarrollo de la acción, y son los lectores los que han de rellenar ese hueco que ha quedado sin explicar.

El final de la novela queda abierto de cara a una futura secuela, que la autora anda ultimando y espero que no tarde mucho en ver la luz. La conclusión te deja con los dientes largos, a la espera de saber el destino que les aguarda a los protagonistas. Sobre todo teniendo en cuenta la frase final, un cliffhanger en toda regla.

Un libro poco conocido, que ojalá se vuelva a editar para que la gente pueda disfrutar del mismo y que gustará a todos aquellos que sean seguidores de las novelas de ciencia ficción distópicas.

martes, 21 de febrero de 2017

libro: Más Cannon. Cannon Films 2

La década de los 80 fue la época dorada de los videoclubs, que nos fueron formando como cinéfilos y también cinéfagos. Precisamente una de las productoras principales que reinaba en este tiempo fue la Cannon, casa de Charles Bronson, Chuck Norris o Michael  Dudikoff por citar a tres de las figuras más conocidas. Esta es la segunda vez que volvemos a comentar la historia de Menahem Golam yYoram Globus, y tal y como ocurrió en el primer volumen el libro supone una gozada para todos aquellos, entre los que me incluyo, que nos declaramos fans de estas cintas de acción que formaron parte de nuestra infancia.

Escrito por diversos autores como Pedro José Tena, Serena Iniesta, David Webb, Ángel Codón Ramos o Álvaro Gil entre otros, el libro sigue más o menos el mismo patrón que el volumen predecesor. A través de reseñas de películas, algunas de ellas me eran desconocidas hasta que leí sobre las mismas, todos los que se acerquen a este libro podrán saber más acerca de la productora creada por Golan y Globus. Este tomo añade más información a la ya aparecida y que sirve para conocer mejor a la compañía de ambos primos, como los diferentes compositores que trabajaron para la Cannon, entre ellos Jerry Goldsmith y Ennio Morricone, los actores y directores que participaron en sus películas y la última entrevista concedida por Golan y Globus antes del fallecimiento del primero.

Tal y como ocurría en Cannon volumen 1, este libro esta hecho por y para fans de esta productora. No es que el resto de lectores no puedan leerlo, pero todos aquellos que crecimos con el videoclub y con cintas como Cobra, Las minas del rey Salomón o El desafio de Hércules por citar tres películas que aquí se reseñan pueden acordarse de su infancia sabrán apreciarlo mejor y recordar con una sonrisa como era ver estos films y luego comentarlos con los compañeros del colegio antes de entrar en clase o en el recreo.

El libro supone un ejercicio de nostalgia en toda regla. Todos los autores que han participado en la escritura del mismo crecieron viendo este tipo de films, por lo que escriben las reseñas como si estuvieran comentando las películas con los colegas tomando unas cervezas. Contándonos sus impresiones sobre los mismos, utilizando para ello un lenguaje cercano y sin usar demasiados vocablos técnicos. Algo que puede molestar a aquellos que busquen críticas más sesudas, pero que en mi opinión casa con el tono general del libro.

Si hay algo que queda claro en este volumen, fueron los esfuerzos por parte de Golan y Globus por desmarcarse del cine de acción que era marca de la casa y demostrar que podían hacer cine de calidad. Para ello no dudaron en trabajar con directores de conocido prestigio como Barbet Schroeder en El Borracho con Mickey Rourke y Faye Dunaway y basado en una obra de Charles Bukowsky; 52 vive o muere de John Frankenheimer protagonizado por Roy Scheider o Corrientes de amor de John Cassavettes que también protagonizaba junto a Gena Rowlands son buena muestra de ello. Aunque algunas cintas tuvieron mejor suerte de cara a la taquilla que otras. Tal vez la razón pueda encontrarse, en que los críticos más sesudos miraban con más detenimiento estas películas al provenir de la Cannon.

Uno de los fallos que se le puede poner al libro es su parte final, cuando se comentan los compositores no hablan de Alan Silvestri o Brian May pese a ser nombrados. Tal vez la razón pueda ser por problemas de espacio, pero es algo que se echa de menos. Sobre todo teniendo en cuenta que Silvestri compuso uno de los temas más reconocidos de la productora como fue el de Delta Force.
Otro fallo que se le puede sacar es que seguro que se han quedado cosas en el tintero, por lo que no sería de extrañar que en un futuro vea la luz un tercer volumen dedicado a esta productora.

A modo de extras se incluyen aquellos proyectos que no se terminaron llevando a cabo o los que se pudieron hacer realidad pero con cambios en su reparto o utilizando las ideas para otros guiones y lo que es la joya del libro, la adaptación húngara a cómic del film Cobra de Stallone de pocas páginas que despierta una sonrisa al ver en papel al bueno de Sly contra el carnicero nocturno.

Si os gustó la anterior entrega disfrutaréis de esta.

domingo, 19 de febrero de 2017

pelicula: La liga de la justicia oscura

Si hace un par de entradas comentaba las cintas de imagen real de los superhéroes de DC, hoy toca hacer lo propio con la que es hasta ahora su última producción dentro del  campo de animación. Y una vez más el departamento de animación del sello editorial de Batman y compañía nos ofrece una cinta bastante entretenida, y con un guión cuidado que para si quisieran las películas que forman por ahora parte del universo cinematográfico de DC. Y que se encuentran integradas por las dos partes de Superman y Escuadrón Suicida, a la espera del estreno de Wonder Woman y de La liga de la justicia. Esperemos que estas dos últimas dejen mejor sabor de boca que sus predecesoras, que si bien dejaron altos ingresos en taquilla no acabaron de convencer del todo a público y crítica.

Dirigida por Jay Oliva, un habitual de este tipo de producciones animadas con títulos como Batman: Mala sangre o Batman vs Robin, con un guión de Ernie Altbacker y basado en el cómic de Peter Milligan y Mikel Janin la cinta nos cuenta como un grupo de demonios provoca que la gente cometa asesinatos lo que llevará a Batman a buscar la  ayuda del investigador de lo paranormal John Constantine, con quien formará un equipo con habilidades mágicas para detener a esta nueva amenaza para la humanidad.

Con esta nueva producción animada el departamento de DC demuestra estar por encima de las cintas de imagen real. La razón principal, al menos en mi opinión, cabe encontrarla en que los que se ocupan de estos films demuestran conocer a los personajes y son conocedores de la obra que adaptan. Otro de los motivos puede encontrarse en que no trabajan con la misma presión que estas grandes producciones con amplios presupuestos. Sea la causa que sea estas películas resultan muy entretenidas con una menor inversión. Visto lo visto, no me explico como los productores no acuden a ellos como asesores a la hora de sacar adelante sus guiones, para que les expliquen en que pueden mejorar para que la historia sea más fluida.

La cinta se toma unos breves instantes a la hora de presentarnos a los integrantes de esta liga de lo sobrenatural, tal vez se eche en falta una pequeña introducción de Zatanna, y en donde destaca por encima de todos Constantine que con su sentido del humor socarrón y con su carisma consigue ser lo mejor del film de largo. Y por supuesto fuma durante buena parte del metraje, algo normal al tener una calificación para mayores de 18 años. Lástima que no termine de aprovechar del todo la oportunidad, sin duda estaríamos hablando de algo distinto a lo que se ha acabado estrenando.

Si por algo se caracterizan las producciones animadas de DC es por el reparto de voces en cada una de sus cintas. En esta ocasión cuenta con grandes profesionales, ya sea del mundo del cine o de los videojuegos, que prestan sus cuerdas vocales a los personajes. Dentro de estos intérpretes vocales hay que mencionar entre otros a Matt Ryan, que dobla a Constantine después de haberle interpretado en la serie para televisón; a Camilla Ludington, Anatomia de Grey o True Blood, encargándose de Zatanna; Jason O´Mara, Agentes de S.H.I.E.L.D o Batman vs Robin, que se encarga de Batman; o Rosario Dawson que tiene a su cargo el rol de Wonder Woman.

La pega que se le puede poner es que un poco más de duración no le hubiera venido mal. Con 75 minutos de metraje te sabe a poco y uno se queda con ganas de más. La batalla final se resuelve de manera rápida y la conclusión resulta algo precipitada. Pese a ello cierra todas las tramas y lo deja abierto a futuras secuelas, con los mismos personajes enfrentándose a otras amenazas de carácter sobrenatural.

Con su nueva propuesta DC nos va mostrando el lado oscuro de sus héroes, que ya se había enseñado de forma más o menos evidente en las cintas de Batman vs Robin y Batman: Mala sangre,en las que el justiciero de Gotham no solo ha de enfrentarse a la amenaza de los criminales, sino también a su hijo que ha sido educado en la liga de las sombras por lo que su carácter violento sale a relucir a la mínima ocasión.

Una oportunidad de disfrutar de los personajes mágicos de DC y que hará las delicias tanto de los amantes de Batman como de los de Constantine.

En resumidas cuentas:
Lo mejor: su carácter adulto y el personaje de Constantine.
Lo peor: más metraje le hubiera venido bien, que no termine de explotar del todo la calificación de 18 años con escenas con más chicha y que no explique el origen del personaje de Zatanna.
La imagen: Batman sosteniendo a un bebé.
La secuencia: la batalla final.
El momento: la posesión de Batman por el personaje de Demon.

A continuación el trailer:













jueves, 16 de febrero de 2017

documental: Beware the Slenderman

Las nuevas tecnologías se encuentran integradas dentro de nuestra vida. Unas veces nos la soluciona a la hora de buscar información o de agilizar trámites, pero en su reverso también tiene un lado oscuro y hay páginas que no resultan aptas para todos los públicos, y no me refiero solo al porno. Hoy día niños pequeños y adolescentes tienen en la palma de su mano acceder a multitud de webs. Precisamente fue una de estás páginas de internet la causante de una tragedia que tuvo lugar en los Estados Unidos en Mayo de 2014, cuando dos adolescentes asestaron 19 puñaladas a otra asegurando que fue el Slenderman, un personaje ficticio, el que las empujó a hacerlo si las niñas no querían que sus familias fueran el siguiente objetivo de este ser inexistente.

Dirigido en 2016 por Irene Taylor Brodsky, el documental supone tanto una reconstrucción de los hechos que motivaron el ataque de las adolescentes como una crítica a internet y a la facilidad que tienen las mentes influenciables a según que páginas.

Dentro de la cinta existen dos partes bien diferenciadas. La primera está dedicada a las autoras del homicidio fallido, como era su vida familiar y su relación entre ellas. El retrato que nos ofrece la directora de ambas es el de dos chicas con problemas para relacionarse con otras adolescentes de su edad y como se encontraban a salvo y en un mundo perfecto para ellas dentro de la red de redes. Si sumamos que algunas páginas resultan un peligro para mentes que aún no están formadas y que una de ellas tenía principio de esquizofrenia, era el cultivo ideal para que la tragedia no tardase en aparecer en sus vidas.

La segunda se centra en explicar a los espectadores, quien es esta misteriosa figura, sus orígenes y la importancia que ha tenido con posterioridad dentro de internet. Cuando menos resulta curioso averiguar que todo comenzó en las profundidades de internet, exactamente en la página web Something awful que en 2009 lanzó un concurso que tratase un suceso paranormal. Uno de sus usuarios llamado Victor Sturge, alías de Eric Knudsen, decidió crear a este hombre alto vestido con traje y sin rostro que vigila a los niños. Desde ese momento su figura comenzó a propagarse, la gente explicaba quien era, sus poderes y dio origen a videojuegos, reacciones ante su aparición en vídeos o ilustraciones.

Una de las posibles influencias dentro de la figura del Slenderman cabe encontrarla dentro del cuento El flautista de Hamelín, de los Hermanos Grimm ya que el documental nunca deja muy claro a los espectadores si el Slenderman resulta una amenaza o está para proteger a los niños.

Uno de los momentos más impactantes del documental es durante la entrevista a los padres de Morgan, cuando el padre de Morgan, una de las muchachas implicadas en el homicidio fallido, confiesa entre lágrimas que sufre de esquizofrenia y que tal vez él sea el culpable de que su hija se haya podido convertir en una asesina a una edad tan corta.

Con una duración cercana a las dos horas, el documental no se hace pesado ya que el tema que trata resulta bastante interesante, como es la influencia de los memes de internet y las historias de terror. Las cuales pueden hacer que los niños acaben confundiendo realidad y ficción, tal y como le ocurrió a Morgan y Anissa.

Quizás se echan en falta las declaraciones de la familia de la víctima, pero resulta comprensible que no quieran implicarse en el documental debido a que se trata de un suceso reciente y doloroso para ellos. Algo que no ocurre con los progenitores de Morgan y Anissa que realizan sus testimonios de forma sincera, dura y con mucho dolor preguntándose en que han podido fallar para que sus hijas hayan llegado a esa situación. Soledad, falta de comunicación o que el temor de que la leyenda fuera real fueron algunos de los factores de este suceso que estuvo a punto de acabar en tragedia.

Un documental imprescindible y que pone sobre aviso acerca del uso de las nuevas tecnologías en nuestro día a día.

En resumidas cuentas:
Lo mejor: el retrato que ofrece la directora de las familias y del mundo de internet.
Lo peor: nada destacable.
La imagen: el padre de Morgan llorando.
El momento: la narración del crimen fallido.
La secuencia: el origen de Slenderman.

A continuación el trailer:









martes, 14 de febrero de 2017

comic: Historias con alma

A veces algunos proyectos o ideas surgen de la forma más inesperada, esto es lo que ocurrió con la entrada de hoy. En un principio el autor utilizó una tira cómica para dar a conocer su libro Alma, para ello creó a dos pequeños fantasmas. Lo que no debía pasar de una simple anécdota, sirvió al escritor para crear nuevas aventuras de estos personajes debido al apoyo que recibieron por parte de los lectores en Facebook. Ahora parte de estas tiras, puesto que se siguen publicando en el muro del autor, han sido recopiladas en un volumen que nos trae parte de las peripecias de estos fantasmas. Desde aquí dar las gracias a la editorial por hacerme llegar un ejemplar de cortesía para hacer la entrada de hoy.

Escrito y dibujado por Carlos Sisi, el autor de la saga Los caminantes cambia de género para ofrecer a los lectores las aventuras de Mike y Bryan una vez fallecidos. Pequeñas historias cargadas de mucho humor, unas veces negro, otras más filosófico. También hay espacio para tiras más tiernas y otras más irónicas. Aventuras que en su mayoría resultan aptas para todos los públicos.

El volumen se nos presenta en forma de cuaderno apaisado y respetando de esta forma el formato en que fue publicado en Facebook. De igual forma el color es inexistente, pero que no os lleve a engaño la ausencia de color ya que algunas de las mejores tiras cómicas carecen del mismo. De esta forma baste citar como ejemplo a Garfield o Mafalda, que no precisaban más que del blanco y negro y del ingenio de sus autores para mantener entretenidos a los lectores. Y la capacidad de creación de historias es algo a lo que Sisi nos tiene acostumbrados.

Pese a que en un principio los protagonistas solo eran Mike y Bryan, poco a poco más personajes se fueron incorporando a las tiras. Entre otros el autor creó a Max, un fastasma con un carácter arisco; Bony, un esqueleto con una moral a prueba de bombas y bastante inocente; Aura, el amor de uno de los protagonistas o Joe, que representa la muerte y cuyas tiras son las más filosóficas e irónicas.

El dibujo de los personajes y el de las localizaciones son simples. El autor no se recrea en crear grandes escenarios o en hacer a sus protagonistas con demasiado detalle. Unos trazos le bastan para meternos de lleno en las aventuras de estos seres sobrenaturales, en los que la presencia del ser humano es testimonial.

Mientras avanzaba en la lectura, una sonrisa permanecía de forma constante en mi rostro y varias veces solté un par de carcajadas debido a la genialidad del autor. Este comic tiene como objetivo el hacer pasar un buen rato a sus lectores y lo consigue. Las tiras creadas por Sisi son el mejor remedio si uno ha tenido un mal día.

Con el que es hasta ahora su último trabajo, Sisi demuestra que se pueden hacer historias de fantasmas sin necesidad de recurrir a la violencia. A través de sus páginas nos presenta su opinión de lo que puede haber en la otra vida, la cual tampoco resulta fácil para los protagonistas y donde la única forma de hacer frente a su nueva situación es con sentido del humor y con algo de ayuda de los seres como ellos.

En un par de ocasiones el autor consiguió emocionarme con algunas de las historias, en particular una que tiene lugar con una luna de fondo o una en concreto que tiene como protagonista a la abuela de Mike. Estas tiras nos hacen reflexionar en mayor o menor medida acerca de la condición humana, y nos muestra que en alguna parte de este mundo hay alguien a quién le importamos o que una vez fallecidos no importa lo que hayamos tenido en vida, en el otro lado todos somos iguales.

Un comic que se disfruta de principio a fin y que ahora con su edición en papel se puede leer una y otra vez, sin necesidad de enchufarse a la red. Como muestra de lo dicho en la entrada de hoy he aquí una tira:






sábado, 11 de febrero de 2017

libro: El gen Alexander

La medicina ha dado un salto de gigante durante los últimos años. Lo que parecía incurable, ahora se puede tratar y no paran de sucederse avances en la cura de enfermedades como el cáncer. La entrada de hoy es una novela de ciencia ficción distópica, con unas gotas de trama médica, una pizca de misterio y un poso de road movie. Desde aquí dar las gracias a la editorial por hacerme llegar un ejemplar para hacer la reseña.

Escrito por María Angulo, la novela tiene lugar en el 2096 cuando la ciencia ha avanzado de tal forma que la gente puede curar sus enfermedades y tener una vida más longeva. El protagonista es Marlowe Thaw, que al tratar de huir con su hijo es detenido por un hombre misterioso que le ofrece su libertad y la de su retoño a cambio de encontrar a una misteriosa mujer llamada Lilith, que alberga en sus genes la cura para todas las enfermedades. A partir de este momento nuestro protagonista emprenderá un viaje para averiguar el paradero de Lilith, a la vez que vamos conociendo quién es mediante una serie de flashbacks.

Esta es la primera novela que escribe la autora, si bien ya contaba en su haber con unos cuentos. Desde luego que la trama escogida para realizar su debut en formato largo no podía ser más interesante. La historia del ser humano intentando alcanzar su perfección e intentando erradicar las enfermedades no es la primera vez que se trata dentro de la ciencia ficción. Baste citar como ejemplos Un mundo feliz de Aldous Huxley o la cinta Gattaca.

Dentro del libro existen dos partes bien diferenciadas. La que tiene lugar en 2096 es la más movida y con grandes dosis de misterio, Está narrada en primera persona y en los lectores acompañan al protagonista en su periplo por el mundo para encontrar a la misteriosa Lilith, a la vez que se va encontrando con personajes relacionados con su pasado que le ayudarán en su búsqueda.
La segunda tiene lugar durante 72 años, desde el 2024 hasta el 2096. A través de estos flashbacks, la autora narra en tercera persona las aventuras de Marlowe y del resto de personajes que tendrán importancia en el devenir de la trama. Cómo se conocieron, trabajaron juntos y se separaron hasta que el destino les volvió a unir. Aquí el drama entra en escena, ya que los lectores son testigos de las diversas peripecias por las que van atravesando sus protagonistas y el nexo en común que tienen.

Lo que nos plantea la autora resulta harto interesante. El prolongar nuestra vida hasta unos límites que parecen imposibles, mediante técnicas de cirugía, implantes quirúrgicos o el uso de células madre por citar algunos de los ejemplos que aparecen en la novela. Pero es vivir con un tiempo prestado y que no nos pertenece. La sociedad que nos presenta la autora es artificial y a la que no todo el mundo puede acceder debido al coste de estas intervenciones, algo que se puede apreciar en algunos pasajes del libro en los que el protagonista ve la miseria que rodea a alguna de las ciudades en forma de poblados de chabolas.

Todos los personajes están bien construídos y consiguen despertar las simpatías dentro de los lectores, con la excepción hecha del villano del relato. Si tuviera que escoger mis favoritos, estos serían Marlowe, Lilith, Erich y David. Son los que más me gustaron, no es que el resto no tengan su encanto, pero estos fueron los que despertaron mayores simpatías a medida que avanzaba en la lectura del libro.

El  estilo narrativo del libro apenas coincide un segundo de respiro a los lectores, puesto que desde que comienza el protagonista no para de viajar de un lugar a otro en el mundo, como si se tratara de una cinta de espías o de aventuras en las que los héroes han de trasladarse de forma constante para alcanzar con éxito su misión.

Un libro recomendable tanto para aquellos que les guste la ciencia ficción distópica, como para aquellos que disfruten de las novelas con base médica como las escritas por Robin Cook.